VACUNAS AL DIA - informacion sobre vacunas

 

   
Vacunas

Antigripal

Antipoliomelítica

Antipoliomelítica (inyec)

Antipoliomelítica (oral)

Antitetánica

BCG

Cólera

Cuádruple

Cuádruple Acelular

Difteria

Doble Adultos

Doble Bacteriana

Doble Viral

DPT

Embarazadas

Encefalitis Japonesa

Encefalitis Primavero

Enfermedades Crónicas

Fiebre Amarilla

Fiebre Tifoidea

Fiebre Tifoidea (oral)

Haemophilus Influenzae B

Hepatitis A

Hepatitis B

Hepatitis A y B

Malaria

Meningocócica ACW 135Y

Meningococo

Meningococo B+C

Meningococo Conjugada C

Monovalente

Neumocócica Conjugada

Neumocócica Polisacárida

Neumococo

Pacientes Trasplantados

Pacientes VIH

Papiloma Humano

Pentavalente

Poliomelitis

Quíntuple Acelular

Quíntuple Celular

Rabia

Rotavirus

Rubéola

Sabín

Séxtuple

Tetravalente Bacteriana

Trabajadores Sanitarios

Trasplante Médula Ósea

Triple Bacteriana

Triple Viral

Trivalente

Tuberculosis

Varicela

¿Qué es una vacuna?

Vacunas: Importancia

Tipos de Vacunas

Trivalente y Monovalente

Calendario Vacunación

Vacunación Obligatoria

Vacunación No Obligatoria

Vacunación Adultos

Vacunas para Viajeros

Vacunas Obligatorias

Vacunas Recomendables

África

América del Norte

América del Sur y Centro

Asia

Europa

Indochina

Oceanía

 

TIPOS DE VACUNAS

Las vacunas pueden estar compuestas de bacterias o virus, ya sean vivos o debilitados, que han sido criados con tal fin. Las vacunas también pueden contener organismos inactivos o productos purificados provenientes de aquellos primeros.
 

Hay cuatro tipos tradicionales de vacunas:

* Inactivadas: microorganismos dañinos que han sido tratados con productos químicos o calor y han perdido su peligro. Ejemplos de este tipo son: la gripe, cólera, peste bubónica y la hepatitis A. La mayoría de estas vacunas suelen ser incompletas o de duración limitada, por lo que es necesario más de una toma.

* Vivas atenuadas: microorganismos que han sido cultivados expresamente bajo condiciones en las cuales pierden sus propiedades nocivas. Suelen provocar una respuesta inmunológica más duradera, y son las más usuales en los adultos. Por ejemplo: la fiebre amarilla, sarampión o rubéola (también llamada sarampión alemán) y paperas.

* Toxoides: son componentes tóxicos inactivados procedentes de microorganismos, en casos donde esos componentes son los que de verdad provocan la enfermedad, en lugar del propio microorganismo. En este grupo se pueden encontrar el tétanos y la difteria.

* Subunitarias: introduce un microorganismo atenuado o inactivo, dentro del sistema inmunitario, para crear una respuesta inmunitaria. Un ejemplo característico es la vacuna subunitaria contra la hepatitis B, que está compuesta solamente por la superficie del virus (superficie formada por proteínas).

La vacuna contra la tuberculosis por ejemplo, es la llamada vacuna BCG (Bacilo de Calmette y Guerin, que debe su nombre a sus descubridores) se fabrica con bacilos vivos atenuados y por tanto no es contagiosa de esta enfermedad.

Hoy día se están desarrollando y probando nuevos tipos de vacunas:

* Conjugadas: ciertas bacterias tienen capas externas de polisacáridos que son mínimamente inmunitarios. Poniendo en contacto estas capas externas con proteínas, el sistema inmunitario puede ser capaz de reconocer el polisacárido como si fuera un antígeno (un antígeno puede ser una proteína o un polisacárido). Este proceso es usado en la vacuna Haemophilus influenzae del tipo B (también conocido como bacilo de Pfeiffer).

* Vector recombinante: combinando la fisiología (cuerpo) de un microorganismo dado y el ADN (contenido) de otro distinto, la inmunidad puede ser creada contra enfermedades que tengan complicados procesos de infección.

* Vacuna de ADN: vacuna de desarrollo reciente, es creada a partir del ADN de un agente infeccioso. Funciona al insertar ADN de bacterias o virus dentro de células humanas o animales. Algunas células del sistema inmunitario reconocen la proteína surgida del ADN extraño y atacan tanto a la propia proteína como a las células afectadas. Dado que estas células viven largo tiempo, si el agente patógeno (el que crea la infección) que normalmente produce esas proteínas es encontrado tras un periodo largo, serán atacadas instantáneamente por el sistema inmunitario. Una ventaja de las vacunas ADN es que son muy fáciles de producir y almacenar. Aunque en 2006 este tipo de vacuna era aún experimental, presenta resultados esperanzadores.

Es importante aclarar que, mientras la mayoría de las vacunas son creadas usando componentes inactivados o atenuados de microorganismos, las vacunas sintéticas están compuestas en parte o completamente de péptidos, carbohidratos o antígenos. Estas sintéticas suelen ser consideradas más seguras que las primeras. Fuente

Compartir este articulo :

 

 

Pagina Principal  I  Contacto  I  Mapa del Site

Copyright © 2014 VacunasalDia.com.ar. Todos los derechos reservados.